Matar a un Ruiseñor.

“To Kill a Mockingbird”, publicada en 1960 por la escritora norteamericana Harper Lee (Alabama, 1926), fue galardonada en 1961 con el premio Pulitzer, y llevada al cine por el director Robert Mulligan. Al poco de publicarse, ésta se convierte en el paradigma de la lucha por los derechos civiles en norteamerica, así como del buen obrar del abogado honesto.

Narra la historia de Atticus Finch, un abogado viudo (interpretado en la versión cinematográfica por el genial Gegory Peck), que llevado por sus férreos principios morales decide llevar la defensa de un hombre negro, llamado Tom Robinson, acusado falsamente de la violación de una mujer blanca llamada Mayella Ewell, en la sociedad profundamente racista de Alabama. La historia se desarrolla a lo largo de tres años, narrada por Scout Finch (hija del protagonista, Atticus Finch) de seis años de edad.

Pese al transcurso de los años, ésta novela sigue siendo un ejemplo de la defensa de la igualdad, justicia y de lucha contra el racismo, la cual además nos recuerda que nunca hay que rendirse, que a pesar de lo negras que parezcan las cosas, se puede vencer.

“Quería que descubrieses lo que es el verdadero valor, hijo, en vez de creer que lo encarna un hombre con una pistola. Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final, pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s