ALZADA versus REPOSICIÓN

Muchas son las veces que no recordamos la distinción entre la alzada y la reposición. Ambos son recursos en vía administrativa, lo que quiere decir que con ellos se recurrirán actos provenientes de la Administración, como son las resoluciones administrativas y los actos de trámite. Sin embargo, debemos tener en cuenta que las disposiciones de carácter general, como los reglamentos, no son susceptibles de recurso en vía administrativa, sino que habrá que acudir directamente a la judicial.

Estos dos recursos se encuentran regulados en los artículos 107 y ss. de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Publicas y Procedimiento Administrativo común; más conocida como Ley 30/92. Cabe destacar al respecto que la propia ley indica que el error en la calificación del recurso no será obstáculo para su tramitación, siempre que se deduzca su verdadero carácter. Obviamente, es mejor no cometer equivocaciones.

Hay que tener en cuenta que, en ambos recursos, el silencio administrativo tendrá carácter negativo, y por tanto, producirá la desestimación del recurso una vez transcurrido el plazo para resolver sin haber recaído resolución alguna.

RECURSO DE ALZADA

  • Recurribilidad: podrán recurrirse los actos que no pongan fin a la vía administrativa.
  • Órgano competente: será competente el órgano superior jerárquico del que dicto el acto que se recurre. No obstante, la interposición del recurso podrá hacerse ante ese órgano superior o ante el órgano que dicto el acto que deberá remitirlo en el plazo de 10 días al órgano competente.
  • Plazo de interposición (recurrente): habrá que distinguir si estamos ante un acto expreso o un acto presunto. Si el acto ha sido expreso, el plazo será de un mes; mientras que si estamos ante un caso de silencio administrativo el plazo será de 3 meses.
  • Plazo de resolución (Administración): el órgano encargado deberá resolver el recurso en el plazo máximo de 3 meses.
  • Impugnabilidad: la resolución expresa del recurso o la desestimación por silencio administrativo (negativo) será recurrible en vía judicial. No obstante, podrá interponerse recurso extraordinario de revisión de actos en vía administrativa si se cumplen las condiciones del art. 118.1 de la ley.

RECURSO DE REPOSICIÓN

Es un recurso potestativo, lo que quiere decir que podrá optarse por interponerse o por acudir directamente a la vía judicial; a diferencia del recurso de alzada. Sin embargo, una vez optado por la reposición, habrá que esperar su resolución para acudir a la vía judicial.

  • Recurribilidad: Son recurribles en alzada los actos que pongan fin a la vía administrativa. Para ello, debemos acudir a lo que dispone el art. 109 de la Ley 30/92.
  • Órgano competente: la competencia para resolver un recurso de reposición será del órgano que dicto el acto recurrible. No corresponderá al superior jerárquico, como en el caso de la alzada.
  • Plazo de interposición (recurrente): los plazos y condiciones de interposición de este recurso coinciden con los de alzada. En consecuencia, el plazo será de un mes en caso de acto expreso, y de tres meses si existe silencio administrativo (negativo).
  • Plazo de resolución (Administración): este plazo será de un mes.
  • Impugnación: igual que en alzada. Es decir, las resoluciones se recurrirán en vía judicial, o bien mediante recurso extraordinario de revisión (art. 118.1).

Un comentario en “ALZADA versus REPOSICIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s